Como sexólogas, el relato de los sujetos sexuados a cerca de sus vivencias se convierte en foco de interés, instrumento de trabajo, contenido que nos ayuda a comprender más y mejor a hombres y mujeres desde la realidad de quienes son, dentro de su biografía o historia de vida.

En los últimos tiempos encontramos nuevas formas de tener acceso a los mismos como blogs, y redes sociales, donde hombres y mujeres nombran en primera persona sus vivencias ante diferentes realidades.

Hoy recogemos una de ellas alrededor del proyecto de los hijos, vía de realización sexual  buscada por muchos hombres y mujeres. Es posible que algunas veces, por estar presente en las trayectorias vitales de una gran mayoría, descuidemos esa mirada curiosa que es capaz de descubrir y desvelar lo ajeno, dando  por conocido lo que en verdad no lo es.

Kinderswunsch, es un proyecto de la artista Ana Casas Broda, publicado en el año 2013. En él, ilustra a través de fotografías de sí misma con sus hijos junto a  pequeñas narraciones su transitar por el proceso de ser madre.

…una narración que explora la complejidad de la experiencia de la maternidad y de la relación entre mis dos hijos y yo. Kinderwunsch se desarrolla durante siete años. Su columna vertebral es este tejido en constante cambio de las relaciones entre nosotros en el proceso de convertirme en madre y de la construcción de la identidad de ellos.”

Más que un proyecto fotográfico, podemos ver una historia de vida contada en imágenes y palabras.

“El deseo de tener un hijo, un embarazo. Habitar un cuerpo ajeno, perfecto. Parir, los pechos llenos de leche, el delirio de los primeros meses. Un espacio atemporal, sin forma, día y noche se suceden sin divisiones. El placer de ese pequeño cuerpo pegado al mío, a mi pecho, amamantar cada tres horas, dormitar, delirar, el agotamiento. Un cuerpo que se alimenta de mí. Tantas emociones intensas, contradictorias, sorprendentes. Y en algún momento, un deslizamiento a otra escena, un movimiento imperceptible, radical… Borré casi todos los recuerdos de mi infancia. Los que quedan están anclados a las fotos de mi abuela. Kinderwunsch, niños y deseo. Alemán, la lengua de mi infancia. El deseo de tener hijos. Recuperar el deseo de la niña de las fotos. La intensidad del afecto, la pasión, la depresión. El deseo como recorrido hacia dentro y hacia fuera a la vez. Un proceso vital”

Un material precioso que podéis encontrar en Ana Casas Broda