Hace unos días, compartía café y conversación con varias amigas y compañeras de trabajo. El tema, recurrente ya  sobremesa tras sobremesa era las  parejas.  Pero no  las parejas que se enamoran, se disfrutan, se gozan…Lejos de eso, la conversación poco  a poco  se deslizaba a terrenos más  pantanosos como   las separaciones que no dejan de crecer , la dificultad para encontrarse, los esfuerzos  para hacer de la relación un espacio de disfrute, las renuncias….

Días después de esta animada charla, el tema volvía a través de noticias en diferentes medios, que presentaban  septiembre como esa  particular cuesta a afrontar  por las parejas, aumentando  considerablemente aquellas que decidían poner fín a ese proyecto común.

Como sexóloga,  me fascinan las parejas , así como saber más de  lo que hombres y mujeres viven, desean, proyectan, temen, sufren….en relación a este hecho. Asíque disfrute mucho de aquella  conversación, incluso de esos titulares alarmantes que dejaban las parejas algo  a la deriva, y  en cierto modo, a mí con  ellas.

¿Será cierto que las relacciones  de hoy  son un sin sentido?

¿Están tan desorientadas las parejas,  los hombres y mujeres que las forman?

¿Qué despistes, o torpezas llevan a  desviarse  de ese rumbo  que juntos trazaron?

¿Cuáles serían esas  circunstancias  que  arrastran a la pareja,  moviéndola a su merced?

¿Y  con qué otros elementos podrían  recuperar  el gobierno de la pareja que son?

Entontes,  recordé  Annie Hall,  esa increible película del  Woddy Allen de los 70 que se adentra en los entresijos de las parejas con gran maestría, y en su escena final, cuando el protagonista, el cómico Alvy Singer  relata a cámara  su rencuentro con Annie , y recordando su relación   nos dice eso de…..

“Y pense en aquél viejo chiste; Un tipo va al psiquiatra y dice :_Doctor, mi hermano esta loco, se cree que es una gallina,y el doctor dice :_Intérnelo. El tipo responde: _Lo haría pero necesito los huevos..Bueno, supongo que eso es lo que pienso sobre las relacciones, son completamente irracionales, locas y absurdas…pero supongo que insistimos con ellas porque la mayoría necesitamos los huevos”.

Nuestra trayectoria en el asesoramiento sexológico  hace que compartamos en gran medida esta reflexión final de Annie Hall. Y es que , la relación de pareja es algo apetecible, deseable, y buscado por la gran mayoría de muejres y hombres, y aunque suele venir acompañada de algunas pequeñas dificultades, eso no la hace menos codiciada.

Y en eso consiste parte de lo que ofrecemos a las parejas como sexólogas, que puedan explorar hasta donde ellas lo deseen, todas las posibilidades que les ofrece esa relación, de encontrar gustos, estirar placeres, ajustar convivencias, oganizar proyectos comunes, afrontar dificultades….

Porque volviendo a esa supuesta deriva, quizá el sentido de las parejas  es solo, Ser pareja, estar en pareja. Pero hay tantas posibilidades, qué las fórmulas que para unos sirven  abriendo oportunidades para el disfrute, la intimidad, la complicidad, el gusto compartido…, para otras pueden traer malestares.

Así, frente a esa posible desorientación, hombres y mujeres tienen la capacidad de  seguir la pista de la pareja que son, que desean ser,  y desde ahí preguntarse ¿Cómo encontrar un  “estar juntos”  más gustoso? Y en sexorum acompañamos en esa búsqueda, ayudando a las parejas a recuperar el rumbo perdido.